S.I. Fiscal

Síguenos en:
Facebook twitter

BUZÓN TRIBUTARIO: Ventajas y riesgos

Fecha de elaboración: 10/02/2015

La figura del Buzón Tributario surgió, de acuerdo con la iniciativa de reformas 2014, como una herramienta de simplificación en la tramitología para el cumplimiento de las obligaciones fiscales. Es un medio de contacto a través del cual los contribuyentes podrán mantener comunicación e interactuar con la autoridad fiscal, vía electrónica, de manera ágil, gratuita y de fácil acceso.


Con ese propósito, además del de reducir los costos en tiempo y dinero que implican los trámites y actuaciones de forma presencial tanto para la administración pública como para los particulares, quedó establecido en el Código Fiscal de la Federación, a partir de 2014, el marco legal del buzón tributario.


En ese contexto, las personas morales, a partir del 30 de junio de 2014 y las personas físicas, a partir del 1 de enero de 2015, deben tener asignado un buzón tributario en la página de Internet del SAT, a través del cual:

 

     La autoridad fiscal

Realizará la notificación de cualquier acto o resolución administrativa que emita, en documentos digitales, incluyendo cualquiera que pueda ser recurrido.

    Los contribuyentes

Presentarán  promociones, solicitudes, avisos, o darán cumplimiento a requerimientos de la autoridad, a través de documentos digitales, y podrán realizar consultas sobre su situación fiscal.

 

El funcionamiento del buzón tributario es el siguiente:


El contribuyente recibirá, en la cuenta de correo electrónico que previamente proporcione a la autoridad, un aviso electrónico enviado por el SAT en donde se le indicará que tiene un documento pendiente de notificar en el buzón tributario, por lo que, dentro de los tres días siguientes a aquél en que reciba el aviso electrónico deberá ingresar al buzón a efectos de que se le notifique el documento digital emitido por la autoridad.


Las notificaciones se tendrán por realizadas cuando se genere el acuse de recibo electrónico que haga constar la fecha y hora en que el contribuyente ingresó al buzón para abrir el documento a notificar o al cuarto día en el caso de que no sea consultado el buzón y surtirán efectos al día hábil siguiente.


A través del buzón tributario se  podrán recibir notificaciones de diversas autoridades, tales como el IMSS, el Infonavit y las Entidades Federativas, entre otras. El horario en que el SAT realizará las notificaciones a través del buzón tributario comprende de las 9:30 a las 18:00 horas  conforme al horario de la Zona Centro de México. Cuando el acuse de recibo se genere en horas inhábiles,  la notificación se tendrá por realizada  a partir de las 9:30 horas del día hábil siguiente.


Cuando se trate de promociones, solicitudes, avisos o cumplimiento de requerimientos, así como de la práctica de notificaciones electrónicas, aun cuando el acuse de recibo correspondiente señale la hora relativa a la Zona Centro de México, se considerará para efectos legales el huso horario del domicilio fiscal del contribuyente.


Las promociones presentadas por los contribuyentes a través del buzón tributario deberán ser firmadas con la FIEL.


Si bien es innegable que la implementación del buzón tributario significa un gran avance en la modernización del proceso de notificaciones y comunicación con la autoridad fiscal, es importante resaltar las ventajas y riesgos que la misma implica. En el cuadro que siguiente enlistamos algunos de ellos:

 

V E N T A J A S

R I E S G O S

Puede notificarse en cualquier lugar donde se tenga una conexión a Internet, lo cual agiliza el proceso.

Se requiere en todos los casos conexión a Internet, lo que puede ser un inconveniente en algunas zonas del país con problemas de conectividad.

El envío de un mensaje por correo electrónico avisa de la existencia de un documento pendiente de notificar.

Si el contribuyente no ingresa al buzón tributario dentro de los tres días siguientes a la fecha de recepción del aviso, se tendrá por realizada la notificación aun cuando el contribuyente desconozca materialmente el acto a notificar.

Disminuye los costos de notificación para el contribuyente y la autoridad.

 

Provee a la autoridad de los elementos suficientes para verificar el cumplimiento de las obligaciones tributarias de los contribuyentes de manera rápida y eficaz con base en la información y documentación que tenga en su poder.

Es necesario que se establezcan las bases respecto del tratamiento y procesamiento de los datos, información y documentación enviada por el contribuyente a la autoridad para dejar constancia de su actuación y, en dado caso, de la forma en que los contribuyentes pueden promover su defensa.

 

Fundamento Legal:

Artículos 17-K, 134 del CFF y Segundo Transitorio fracción VII de Disposiciones Transitorias del CFF, 11 del R de CFF y Reglas 2.12.2. y 2.12.4 de RMF 2015.