S.I. Fiscal

TR33
Síguenos en:
Facebook twitter

ESTÍMULO FISCAL POR CONTRATAR ADULTOS MAYORES

Fecha de elaboración: 13/06/2016

La ley del Impuesto sobre la Renta, en su artículo 186, establece un estímulo fiscal que se otorga a los contribuyentes, personas físicas y morales, quienes contraten adultos mayores, consistente en deducir de los ingresos acumulables, un monto equivalente al 25% del salario efectivamente pagado a las personas de 65 años y más.


Para estos efectos se debe considerar la totalidad del salario que sirva de base para calcular las retenciones del ISR del trabajador de que se trate, en el ejercicio que corresponda.


Ahora bien, no obstante que, de acuerdo con la Ley de los Derechos de las Personas Adultas Mayores cuya aplicación y seguimiento corresponde tanto al Ejecutivo Federal, a través de las Secretarías de Estado y demás dependencias que integran la Administración Pública, así como a las Entidades Federativas, los Municipios, los Órganos Desconcentrados y paraestatales, en el ámbito de sus respectivas competencias y jurisdicciones, se consideran Adultos Mayores aquellas personas que cuenten con sesenta años y más de edad y que se encuentren domiciliadas o en tránsito en el territorio nacional, para efectos del estímulo queda expresamente señalado que resultará aplicable sobre los salarios pagados a las personas de 65 años y más.


Recomendamos tener en cuenta el comentado estímulo por la contratación de este grupo vulnerable de la sociedad, ya que además del beneficio de orden fiscal que representa, la inclusión de las personas adultas mayores en las empresas se traduce también en lo siguiente:

  • Mayor valoración del empleo
  • Estabilidad laboral
  • Disminución de la rotación del personal
  • Puntualidad
  • Ambiente laboral agradable
  • Experiencia y desarrollo humano


Fundamento legal:

Artículo 186, segundo párrafo de la LISR y Regla 3.21.2.1. de RMF 2016.