S.I. Fiscal

Síguenos en:
Facebook twitter

SERVICIOS PROFESIONALES EN MATERIA DE PSICOLOGÍA Y NUTRICIÓN: DEDUCCIONES PERSONALES EN 2017

Fecha de elaboración: 08/12/2016

A partir del ejercicio fiscal de 2017 serán permitidas las deducciones personales por pagos servicios profesionales en materia de psicología y nutrición prestados por personas con título profesional legalmente expedido y registrado por las autoridades educativas competentes, que los contribuyentes efectúen para sí, para su cónyuge o para la persona con quién viva en concubinato y para sus ascendientes o descendientes en línea recta siempre que dichas personas no perciban durante el año de calendario ingresos en cantidad igual o superior a la que resulte de calcular el salario mínimo general del área geográfica del contribuyente elevado al año.


Las condicionantes que resultan aplicables para estas recién añadidas deducciones personales son las mismas que aplican para los gastos médicos y dentales actualmente, es decir, que los pagos se efectúen mediante cheque nominativo del contribuyente, transferencia electrónica de fondos, desde cuentas abiertas a nombre del contribuyente en instituciones del sistema financiero o mediante tarjeta de crédito, de débito o de servicios.


Cabe precisar que la aplicación de estas nuevas deducciones personales será a partir de la declaración del ejercicio 2017, a presentarse en el mes de abril de 2018, sin embargo, es conveniente que los contribuyentes tengan en consideración este beneficio a partir del 1 de enero del año entrante para efectos de reunir los comprobantes de los pagos que realicen por servicios de psicología y nutrición cuidando siempre el cumplimiento de los requisitos correspondiente.


Sin duda, esta adición en la lista de las deducciones personales de las personas físicas para el cálculo de su impuesto sobre la renta representa una muy buena noticia, sobre todo tomando en consideración que uno de los retos y responsabilidades de las autoridades en nuestro país es el garantizar el derecho a la salud y a la alimentación, suficientes y de calidad, por lo que se requiere mejorar el acceso a la atención y tratamiento médico ampliando la gama de servicios, incluyendo aquellos que brinden tratamientos de dieta y nutrición, además de la atención a la salud mental.


Fundamento legal:

Artículo 151, fracción I de la LISR para 2017.