S.I. Fiscal

Síguenos en:
Facebook twitter

CONTABILIDAD: Puede llevarse en idioma distinto al español

Fecha de elaboración: 09/07/2015

El artículo 28 del Código Fiscal de la Federación vigente hasta el 31 de diciembre de 2013 consignaba, en su último párrafo, lo siguiente:


"Cuando en la contabilidad se plasmen datos en idioma distinto al español o los valores se consignen en moneda extranjera, las autoridades fiscales podrán solicitar su traducción y que se proporcione el tipo de cambio utilizado, según sea el caso." 


Así entonces, esta disposición permitía a las personas que de acuerdo con las disposiciones fiscales se encuentran obligadas a llevar contabilidad, hacerlo en idioma y moneda extranjeros. Sin embargo, este párrafo fue eliminado en la reforma al Código Fiscal de la Federación a partir del 2014 y posteriormente, con la modificación al Reglamento del Código Fiscal de la Federación publicado en el DOF el 2 de abril de 2014, quedó establecido en su artículo 33 Apartado B, fracción XI, que los registros o asientos contables se deberán plasmar en idioma español y los valores consignarse en moneda nacional, y que cuando la información de los comprobantes fiscales o de los datos y documentación que integra la contabilidad se encuentren en idioma distinto al español y los valores en moneda extranjera deberán acompañarse de la traducción correspondiente y señalar el tipo de cambio utilizado por cada operación.


Ahora bien, la regla 2.8.1.19 adicionada a la Resolución Miscelánea Fiscal 2015 a través de la Tercera Resolución de Modificaciones a la misma, publicada en el Diario Oficial de la Federación el pasado 2 de julio del presente año permite nuevamente llevar en idioma distinto al español la documentación que integra la contabilidad, incluyendo la documentación comprobatoria que ampare las operaciones realizadas, y en este caso, las autoridades fiscales podrán solicitar que se realice su traducción por medio de un perito traductor autorizado por autoridad competente para tal efecto.


Sin embargo, se precisa que en relación a los trámites de solicitudes de devolución y avisos de compensación de contribuciones, cuando la documentación comprobatoria que ampare las operaciones efectuadas por los contribuyentes se encuentre en idioma distinto al español, deberá acompañarse de su correspondiente traducción al idioma español por perito traductor autorizado por autoridad competente para tal efecto.


Finalmente, debemos precisar que si bien la regla permite plasmar los registros contables en idioma distinto en español, no hace ninguna mención respecto de la consignación de los valores en moneda extranjera.


Por otra parte, es interesante la aparición de la figura del perito traductor autorizado por autoridad competente, de la cual seguramente deberán publicarse las características y requisitos.


 

Fundamento legal:

Artículos 28 del CFF y 33, apartado B, fracción XI y Regla 2.8.1.19 de RMF 2015.