S.I. Fiscal

TR33
Síguenos en:
Facebook twitter

CONTABILIDAD ELECTRÓNICA: ¿Reestructuración del catálogo de cuentas?

Fecha de elaboración: 26/01/2015

A la complejidad que representan las técnicas de la contabilidad para efectos fiscales, comúnmente llamada contabilidad electrónica, tales como son, entre otras, la emisión de los documentos en formato XML, el ligar el catálogo de cuentas que cada empresa maneja con el código agrupador para estandarizarlo con el catálogo de la autoridad y la identificación de los folios fiscales con cada una de las operaciones que se realicen, hay que agregar que se debe cuidar que los registros o asientos contables reúnan las características que puntualmente se señalan en el Artículo 33 del Reglamento del Código Fiscal de la Federación vigente y que fue publicado en el DOF el 2 de abril de 2014 y las Reglas de Resolución Miscelánea que aplican.


Sin embargo lo dispuesto en la norma del Reglamento del CFF antes citada no es cosa nueva. Sus antecedentes se remontan a marzo de 1984 donde a través de su Artículo 26 se establecían similares obligaciones  respecto de las características de los asientos y registro contables. Para quienes desde entonces estas características fiscales respecto de la contabilidad hayan sido letra muerta resulta indispensable en este momento llevar a cabo un diagnóstico minucioso de sus procesos y controles contables que garanticen la correcta generación de la información.


En el análisis de la medida en que cumple la contabilidad de una empresa , específicamente, la estructura del catálogo de cuentas, con los requisitos establecidos en la disposición referida hay que considerar que una de las principales características de los registros contables, es la de permitir la identificación de cada operación, acto o actividad, relacionándola con los folios asignados a sus comprobantes fiscales o con la documentación comprobatoria, de tal forma que pueda identificarse:


  • la forma de pago,
  • las distintas contribuciones, tasas y cuotas,
  • incluyendo aquellas operaciones, actos o actividades por las que no se deban pagar contribuciones.


Con relación a lo anterior, a partir de 2015, las reglas de la contabilidad electrónica establecen que la balanza de comprobación debe reflejar los saldos de las cuentas que permitan identificar lo siguiente:


  • Impuestos por cobrar
  • Impuestos por pagar
  • Impuestos trasladados efectivamente cobrados
  • Impuestos acreditables efectivamente pagados
  • Las cuentas de ingresos distinguiendo:
    * Tasas
    * Cuotas
    * Actividades por las que no se paga el impuesto.


Asimismo, en las pólizas se deben distinguir los folios de los comprobantes fiscales que soporten la operación permitiendo identificar, además de la forma de pago, las distintas contribuciones, tasas y cuotas, incluyendo aquellas operaciones, actos o actividades por las que no se deban pagar contribuciones.


Por su parte, el código agrupador del Anexo 24 de la RMF establece ocho cuentas para el registro de contribuciones, que son:


113

Impuestos a favor

118

Impuestos acreditables pagados

119

Impuestos acreditables por pagar

207

Impuestos trasladados

208

Impuestos traslados cobrados

209

Impuestos trasladados no cobrados

213

Impuestos y derechos por pagar

216

Impuestos retenidos


 

Mientras que, para las identificar los ingresos y devoluciones, descuentos y bonificaciones a las diferentes tasas de IVA en los casos que se mencionan, el código agrupador establecen las siguientes cuentas:


401

Ingresos

402

Devoluciones, descuentos o bonificaciones sobre ingresos

403

Otros ingresos


 

Es importante mencionar que en el código agrupador no se contiene renglón especifico para identificar las actividades por las que no se deba pagar el impuesto.

Sirva pues de guía este comentario en el estudio que debe realizar quién así lo considere pertinente sobre la necesidad, conveniencia y oportunidad de una REESTRUCTURA a su catálogo de cuentas contables, lo que además dará oportunidad de depuración y mejora en el proceso de registro que permita, además del cumplimiento de las obligaciones fiscales en este materia, contar con información financiera confiable. 


 

Fundamento legal:

Artículo 33 del Reglamento de CFF, Anexo 24 y reglas 2.8.1.4 y 2.8.1.5 de RMF 2015