S.I. Fiscal

Síguenos en:
Facebook twitter

ASALARIADOS QUE OPTAN POR PRESENTAR SU DECLARACIÓN ANUAL: Comunicado al retenedor.

Fecha de elaboración: 11/12/2015

Como cada año, aquellos contribuyentes que percibieron ingresos por concepto de sueldos y salarios durante el ejercicio 2015 y que no se encuentran ubicados en los supuestos de Ley que los obliga a presentar su declaración anual por cuenta propia, pueden optar por así presentarla siempre que lo comuniquen por escrito a su patrón, a más tardar el 31 de diciembre, a efectos de que éste no les efectúe el cálculo del impuesto anual.


Es recomendable recordar, así como hacer del conocimiento de los empleados, que los casos en los que se encuentran obligados a presentar su declaración anual por cuenta propia son los siguientes:


1.- Cuando además obtengan ingresos acumulables distintos de sueldos y salarios.

2.- Cuando comuniquen por escrito al retenedor que presentarán declaración anual.

3.- Cuando dejen de prestar servicios antes del 31 de diciembre del año de que se trate o cuando se hubiesen prestado servicios a dos o más empleadores en forma simultánea.

4.- Cuando obtengan ingresos por concepto de sueldos y salarios, de fuente de riqueza ubicada en el extranjero o provenientes de personas no obligadas a efectuar las retenciones del artículo 96 de la LISR.

5.- Cuando obtengan ingresos anuales por concepto de sueldos y salarios que excedan de 400,000 pesos.


Para los trabajadores que no se ubiquen en ninguno de estos supuestos, pero opten por encargarse de la exhibición de su propia declaración anual para efectos de aplicar en ella sus deducciones personales y puedan obtener la devolución del saldo a favor que en su caso, resulte, la Ley de ISR puntualiza que deben hacer del conocimiento de su empleador tal circunstancia mediante un comunicado.


No obstante, el escrito no será necesario cuando el trabajador tenga un saldo a favor, según el criterio adoptado por la Suprema Corte de Justicia de la Nación, en la jurisprudencia que a continuación transcribimos:


DEVOLUCIÓN DE SALDO A FAVOR POR CONCEPTO DE IMPUESTO SOBRE LA RENTA. De los artículos 110, párrafo primero, 113, párrafo primero, 116, 117, fracción III, incisos b) y e), y 118, fracciones I, II y III, de la Ley del Impuesto sobre la Renta; 151 de su Reglamento; y 22 del Código Fiscal de la Federación, vigentes en 2006, se advierte que los contribuyentes que tributen bajo el régimen de personas físicas que perciben ingresos por salarios y en general por la prestación de un servicio personal subordinado, que conforme a la ley no están obligados a declarar, porque sus percepciones durante el ejercicio anual no exceden de $400,000.00, para solicitar la devolución del saldo a su favor del impuesto sobre la renta que les resulte no es necesario que demuestren que comunicaron por escrito al retenedor (patrón) que presentarían declaración anual del ejercicio respecto del cual solicitan dicha devolución. Lo anterior es así, ya que dicha comunicación no es una condición necesaria para solicitar la devolución, pues acorde con el artículo 116 de la Ley citada, el contribuyente (trabajador) podrá requerir a las autoridades fiscales la devolución de las cantidades no compensadas; asimismo, cuando no sea posible compensar los saldos a su favor o sólo pueda hacerse en forma parcial, aquél podrá solicitar su devolución, por lo que basta que exista un saldo a favor y se haya presentado la declaración del ejercicio fiscal correspondiente, ya sea por el retenedor como obligado principal o por el propio trabajador cuando haya sido por su cuenta, como lo establece el artículo 22 del Código Fiscal de la Federación, para que el contribuyente (trabajador) tenga derecho a solicitar la devolución.


Contradicción de tesis 147/2011. Entre las sustentadas por el Segundo Tribunal Colegiado del Trigésimo Circuito y el Primer Tribunal Colegiado en Materias Administrativa y de Trabajo del Décimo Primer Circuito. 1 de junio de 2011. Mayoría de cuatro votos. Disidente: Sergio A. Valls Hernández. Ponente: Luis María Aguilar Morales. Secretario: Aurelio Damián Magaña.


Tesis de jurisprudencia 110/2011. Aprobada por la Segunda Sala de este Alto Tribunal, en sesión privada del ocho de junio de dos mil once.


Fuente: Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta, Novena Época, Tomo XXXIV, p. 501, Jurisprudencia 2a./J.110/2011, Materia Administrativa, número de registro 161641, julio de 2011.


En este tenor, la Segunda Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación determinó que las personas que perciben ingresos por salarios y en general por la prestación de un servicio personal subordinado, que conforme a la LISR no están obligadas a declarar porque sus percepciones durante el ejercicio anual no exceden de 400,000 pesos, tienen derecho a solicitar la devolución del saldo a favor que les resulte por el exceso de retenciones, sin que sea necesario demostrar que comunicaron por escrito al retenedor que presentarían su declaración anual por su cuenta, aclarándose que la falta de tal comunicado no significa que el trabajador pierda el derecho a requerir la devolución del saldo a favor, ya que la Ley no exige el referido aviso como un requisito indispensable para la procedencia de su solicitud.


En concordancia con la postura de la corte, la compilación de criterios normativos del SAT para el año de 2014 incluye el siguiente criterio:


45/2014/ISR - Devolución de saldos a favor. No es requisito indispensable la presentación por parte del trabajador del escrito de aviso al patrón.

 

El artículo 97 de la Ley del Impuesto sobre la Renta impone al retenedor, entre otras obligaciones, la de calcular el impuesto anual de cada persona que le hubiere prestado servicios personales subordinados, con excepción del supuesto en el cual el trabajador le haya comunicado por escrito, a más tardar el 31 de diciembre del ejercicio fiscal de que se trate, que presentaría la declaración anual por su cuenta según el artículo 151 del Reglamento de la Ley del Impuesto sobre la Renta.

 

Del mismo modo, el propio artículo 97 de la Ley del Impuesto sobre la Renta, en sus párrafos quinto y sexto previene que el patrón puede compensar las cantidades a favor de su trabajador contra las retenciones futuras, y de no ser posible esto, entonces el trabajador podrá requerir a las autoridades fiscales la devolución de las cantidades no compensadas.

 

En este contexto, considerando la opción que tiene el trabajador de solicitar directamente su devolución, entonces es suficiente que exista un saldo a favor y se haya presentado la declaración del ejercicio para estar en condiciones de solicitar la devolución de las cantidades no compensadas, siempre que se cumpla lo dispuesto por el artículo 22 del Código Fiscal de la Federación y las demás disposiciones aplicables.

 

Lo señalado en el párrafo anterior coincide con el criterio establecido por la Segunda Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación mediante la tesis de jurisprudencia 2ª./J.110/2011.

 

Fundamento legal:

 

Artículos 97, 98 y 99 de la LISR, Criterio Normativo 45/2014/ISR y Tesis de jurisprudencia 110/2011, aprobada por la Segunda Sala de la SCJN.