S.I. Fiscal

TR33
Síguenos en:
Facebook twitter

CUANTIFICACIÓN DE LA PROPORCIÓN DE INGRESOS EXENTOS RESPECTO DEL TOTAL DE REMUNERACIONES

Fecha de elaboración: 22/01/2016

Los pagos que realiza un patrón a sus trabajadores por concepto de prestaciones y que son ingresos exentos para ellos, a pesar de tener el carácter de obligatoriedad ya sea por estar dispuestos en la Ley Federal del Trabajo o bien, porque derivan de los contratos individuales o colectivos de trabajo, se encuentran limitados en su deducibilidad de conformidad con lo señalado en la Ley del Impuesto sobre la Renta a partir de la reforma fiscal de 2014.


De acuerdo con la exposición de motivos de esta reforma fiscal, la finalidad de la limitación en la deducción de las prestaciones exentas de los trabajadores es que el hecho de que se permitiera a un empleador deducir los conceptos de remuneración que a su vez sean ingresos exentos para el trabajador, provoca un tratamiento fiscal asimétrico ya que el trabajador no pagaría ISR sobre dichos conceptos mientras que el patrón podía deducir en su totalidad dichos pagos.


Consecuentemente, la limitación a la deducción de estos conceptos se incluyó en el artículo 28 de la Ley de ISR, donde además se señala que la limitación puede ser menor cuando las prestaciones otorgadas a los trabajadores y que sean ingresos exentos para ellos, no disminuyan respecto de las otorgadas en el ejercicio fiscal inmediato anterior.


Para determinar si las prestaciones comentadas disminuyeron de un ejercicio a otro, la autoridad fiscal, a través de Resolución Miscelánea, estableció un procedimiento para cuantificar la proporción de ingresos exentos respecto del total de remuneraciones pagadas en el ejercicio mediante la obtención de un cociente que luego se comparará con el cociente obtenido de la misma forma en el ejercicio inmediato anterior.


Si en la comparación resulta que el cociente determinado respecto de las prestaciones pagadas en el ejercicio es menor que el cociente de las prestaciones del ejercicio inmediato anterior, se entenderá que hubo una disminución de las prestaciones otorgadas por el contribuyente a favor de sus trabajadores que a su vez sean ingresos exentos para ellos, por las cuales no podrá deducirse el 53% de los pagos.


En caso contrario, es decir, si el cociente determinado por las remuneraciones y demás prestaciones pagadas por el empleador en el ejercicio a sus trabajadores y que a su vez sean ingresos exentos para ellos es mayor que el cociente determinados por las mismas remuneraciones del ejercicio inmediato anterior, se entenderá que no hubo disminución de las prestaciones y la limitación en la deducción será del 47%.


La regla de RMF que establece este procedimiento, señala también los conceptos que, entre otros, deberán considerarse para la determinación de la proporción. El listado que consta de 27 conceptos es el siguiente:


1.    Sueldos y salarios.

2.    Rayas y jornales.

3.    Gratificaciones y aguinaldo.

4.    Indemnizaciones.

5.    Prima de vacaciones.

6.    Prima dominical.

7.    Premios por puntualidad o asistencia.

8.    Participación de los trabajadores en las utilidades.

9.    Seguro de vida.

10.  Reembolso de gastos médicos, dentales y hospitalarios.

11.  Previsión social.

12.  Seguro de gastos médicos.

13.  Fondo y cajas de ahorro.

14.  Vales para despensa, restaurante, gasolina y para ropa.

15.  Ayuda de transporte.

16.  Cuotas sindicales pagadas por el patrón.

17.  Fondo de pensiones, aportaciones del patrón.

18.  Prima de antigüedad (aportaciones).

19.  Gastos por fiesta de fin de año y otros.

20.  Subsidios por incapacidad.

21.  Becas para trabajadores y/o sus hijos.

22.  Ayuda de renta, artículos escolares y dotación de anteojos.

23.  Ayuda a los trabajadores para gastos de funeral.

24.  Intereses subsidiados en créditos al personal.

25.  Horas extras.

26.  Jubilaciones, pensiones y haberes de retiro.

27.  Contribuciones a cargo del trabajador pagadas por el patrón.

 


Finalmente, cabe hacer la mención de que la Ley del ISR no precisa que deba utilizarse el procedimiento establecido a través de Resolución Miscelánea, por lo que, en nuestra opinión, si el contribuyente cuenta con los elementos suficientes para demostrar que las remuneraciones y demás prestaciones pagadas a sus trabajadores y que a su vez sean ingresos exentos para efectos de la determinación de ISR de éstos últimos, no disminuyeron de un ejercicio a otro, podrá no aplicar el procedimiento señalado y si aplicar el factor del 47% para la deducción de los conceptos.


Fundamento legal:

Artículo 28, fracción XXX LISR y Regla 3.3.1.29 de RMF 2016.