DEDUCIBILIDAD de los PAGOS por MEDIO de “RETIROS SIN TARJETA”

Fecha de elaboración: 18/05/2021

Todos sabemos que la Ley del Impuesto Sobre la Renta establece como uno de los requisitos de las deducciones cuyo monto exceda de los 2 mil pesos, o de 5 mil pesos en el caso específico de los contribuyentes personas físicas del régimen de Incorporación Fiscal, que su pago se efectúe mediante alguna de las siguientes formas:

  • Transferencias electrónicas de fondos desde cuentas abiertas a nombre del contribuyente en instituciones que componen el sistema financiero y las entidades que para tal efecto autorice el Banco de México
  • Cheque nominativo de la cuenta del contribuyente
  • Tarjeta de crédito, de débito, de servicios o los denominados monederos electrónicos autorizados por el SAT

Este requisito de deducibilidad se encuentra contemplado en la referida Ley del ISR, por la fracción III del Artículo 27 para las personas morales y personas físicas con actividades empresariales y profesionales por así señalarse en el último párrafo del artículo 105, en la fracción V del Artículo 112 para las personas físicas del Régimen de Incorporación Fiscal y en la fracción IV del Artículo 147 para las personas físicas con ingresos por arrendamiento de bienes inmuebles, por enajenación de bienes y por adquisición de bienes.

Entre las anteriores formas de pago para efectos de considerar como deducibles las erogaciones, no se encuentra contemplada una forma de pago que ha venido tomando auge en los últimos años gracias a  las innovaciones tecnológicas de la banca en línea y de las aplicaciones móviles de las instituciones financieras, y que consiste en la realización de los pagos a través de cajeros automáticos mediante el envío de claves a teléfonos móviles.

Sin embargo, la Resolución Miscelánea Fiscal permite, mediante la regla 3.3.1.36., considera que se cumple el requisito de deducibilidad de las erogaciones,que establece la Ley del ISR en las disposiciones antes citadas, cuando se paguen por medio de retiros sin tarjeta y  siempre que se cumpla con los requisitos siguientes:

1.- Que el beneficiario que realiza el cobro correspondiente, sea persona física

2.- Que quien realice el pago cuente con los datos de identificación de la persona física a favor de quien se realizan los pagos.

3.- Que el monto total acumulado de los pagos por este concepto no  exceda de 8 mil pesos diarios.

4.- Que tratándose de personas morales el monto máximo por operación sea de 2 mil pesos.

5.- Que tratándose de operaciones efectuadas por personas físicas cuyo monto sea superior a 2mil pesos, el número de órdenes de pago en favor de un mismo beneficiario no sea superior a 30 operaciones por ejercicio fiscal y;

6.- Que se cumplan con los demás requisitos de las deducciones conforme a las disposiciones fiscales.

Es importante señalar que la posibilidad de considerar esta forma de pago para la deducibilidad de las erogaciones no aplica cuando se trate de adquisición de combustible para vehículos terrestres, marítimos y aéreos, por así estar señalado en la propia regla a que nos referimos.

Hacemos esta aportación a manera de recordatorio de que existe una disposición que, no obstante que no se encuentra establecida aún en disposiciones de Ley, prevé que los avances tecnológicos apuntan hacia nuevas formas de pago y de realizar los actos de comercio, y que deberán ser consideradas en su momento por la legislación fiscal.

Fundamento legal:

Artículos 27 fracción III, 105, 112 fracción V y 147 fracción IV de la LISR y regla 3.3.1.36 de la RMF 2021.

 




Mobirise

Contáctanos

871 - 717 - 8700 para la República Mexicana
Contacto